¿Qué es el euro digital y para qué sirve?

digital euro

En los últimos años el auge de las criptomonedas se ha intensificado. La curva creciente de su adopción ha provocado que los gobiernos implementen alternativas para fortalecer el dinero fiduciario. Una de esas opciones es el euro digital, un proyecto en fase de creación que pronto estará disponible. 

Para saber qué cambios puede traer el dinero digital y cómo gestionar las finanzas en este nuevo entorno te invitamos a leer nuestra explicación sobre el tema. 

Qué es el euro digital

El euro digital es una versión electrónica de la moneda que será emitida y avalada por el Banco Central Europeo. Es decir, es una combinación entre el ecosistema de las criptomonedas debido al formato digital y el dinero fíat por el respaldo proveniente de una institución estatal. 

Dicha modalidad del euro entra en la categoría de CBDC (Central Bank Digital Currency) y no es más que la representación digital del dinero tradicional. Por tanto, se rige por las mismas leyes inherentes a la moneda fiduciaria de un país. 

El único organismo autorizado para producir y garantizar la fiabilidad de los euros digitales continuará siendo el Banco Central. Por ende, seguirá sujeto al contexto macroeconómico y le afectarán las consecuencias propias de su naturaleza. Por ejemplo, la inflación/devaluación. 

¿Es el euro digital una alternativa a la moneda?

En síntesis, ¿qué es el euro digital? Debe entenderse como una alternativa práctica de la moneda común que permitirá a los usuarios contar con la seguridad del Estado. Así, se evitan los inconvenientes típicos de la descentralización de las criptomonedas con respecto al marco jurídico.

Lo único que cambiará es el formato. Con esto, se extiende la ampliación de las posibilidades para comerciar en el ámbito virtual. Ofrece la facilidad de hacer pagos electrónicos sin recurrir a las criptomonedas. 

Simultaneidad con el efectivo

El euro digital no pretende acabar con el dinero en efectivo. Solo busca ser un modo seguro y centralizado para ejecutar transacciones a través de internet. El papel y la moneda tendrán el mismo flujo de circulación a pesar de que se habiliten pagos con la versión virtual del euro. 

En todo caso, la finalidad es que las personas se sientan más respaldadas a la hora de realizar transacciones online. Pero, esto no implica que el efectivo dejará de existir. Lo que se pretende es instaurar un sistema mixto en el cual los usuarios se sientan con la potestad de elegir cómo quieren gestionar su dinero en distintos escenarios.

Regulación por el Banco Central Europeo

Debido a que la Unión Europea tiene como moneda común el euro, la regulación del euro digital está a cargo del Banco Central Europeo. En este sentido, la adopción del nuevo paradigma afectará a todos los países que componen la coalición. 

Es una característica que solo veremos en el euro electrónico porque es la única moneda sujeta a una misma jurisdicción económica compuesta por varias naciones. Sin embargo, otros países que no pertenecen a la Comisión Europea podrán acceder al euro digital por vías electrónicas mediante plataformas legales como los exchanges. 

Eurosystem TARGET Instant Payment Settlement (TIPS)

Un punto importante en la definición de digital euro es que, según la información que se maneja hasta ahora, no utilizará la tecnología blockchain. En cambio, las autoridades han decidido implementar como sistema de base el Eurosystem TARGET Instant Payment Settlement (TIPS). 

Se trata de una infraestructura diseñada para ejecutar pagos instantáneos en euros lanzada en el 2018. Es capaz de equiparar la velocidad de la cadena de bloques. Se estima que el TIPS puede alcanzar un procesamiento superior a 400.000 transacciones por segundo. De modo que se espera un buen manejo de la demanda.

Diferencia entre euro digital con criptomonedas

La principal diferencia entre el euro digital y las criptomonedas es la volatilidad. Debido a que la versión virtual del euro no está desprovista de sus cualidades de moneda fíat, su valor está impuesto por el Banco Central Europeo. 

Esto quiere decir que su cotización es estable a menos que un fenómeno macroeconómico provoque una variación constante como la hiperinflación. Las criptomonedas están caracterizadas por su alta volatilidad. 

¿Por qué el euro digital es menos volátil que las criptomonedas?

Es una consecuencia lógica de la ley de oferta y demanda, cuya dinámica está anclada a las decisiones del mercado. Por tanto, las criptodivisas no se ven afectadas por la inflación u otras eventualidades macroeconómicas. 

Por otra parte, el euro digital es una representación electrónica de una moneda de curso legal. Mientras que las criptodivisas son tokens o activos criptográficos que tienen un valor fijado por el mercado en un momento específico. A fines legales, estas no tienen el mismo estatus que el dinero fíat.

Un aspecto relevante es el funcionamiento. Las criptomonedas deben su nombre a que usan un cifrado de código criptográfico para resguardar su legitimidad. El euro digital en España y en cualquier parte del mundo está respaldado por el Banco Central Europeo en caso de que se produzca un fallo en la seguridad. 

No pretende acabar con el dinero fíat

La finalidad de la creación de las criptomonedas es colocarlas como el sistema monetario oficial desplazando al dinero fiduciario. Lo que se persigue es la absoluta libertad financiera eliminando a los intermediarios que manipulan la situación económica para beneficio de una minoría.

El euro digital es un nuevo modelo de dinero fíat. Por lo que el fin de uso no se concentra en destronar a la moneda oficial. Este proyecto es una manera de conferir mayor flexibilidad al euro en el medio electrónico. Ante todo, pretende facilitar la metodología de pago segura y exenta de volatilidad. 

No son descentralizadas

Las criptodivisas funcionan gracias a la tecnología blockchain. Consiste en una red descentralizada dentro de la cual los participantes validan las operaciones. Este proceso trae consigo la emisión de nuevos tokens. 

En el caso del euro digital se utilizará el sistema Eurosystem TARGET Instant Payment Settlement (TIPS) aprobado por las entidades gubernamentales competentes. 

Esta herramienta es una plataforma que sirve como herramienta de pago. La entidad que controla la impresión de billetes sigue siendo el Banco Central Europeo. En resumen, el euro digital es una moneda electrónica, pero conserva su centralización estatal. 

Cuándo llegará el euro digital

La oportunidad de comprar euro digital está cerca. El BCE empezó a revisar la propuesta en julio del año 2020 y colocó un rango de tres años para finalizarla. Se estima que alrededor de octubre del 2023 iniciará su implementación, aunque no han comunicado una fecha de lanzamiento. 

El euro digital ha pasado por múltiples fases de revisión. Uno de los elementos más complejos de su desarrollo es la distribución del dinero. El euro es una de las monedas con mayor circulación en el mundo, por lo que se deben estudiar formas efectivas de asegurar un buen flujo de fondos y una tecnología escalable. 

La complejidad de introducir un euro digital

El tema de la escalabilidad parece estar resuelto. El TIPS tiene la particularidad de ser una plataforma con poder para soportar grandes picos de demanda. Este dato puede interpretarse como un indicio de que el proyecto está cerca de presentarse al mundo.

Algunos experimentos adicionales en los que se pone especial atención es en la seguridad, privacidad y el blanqueo de capitales. Recordemos que las criptomonedas han sido vetadas en ciertos países por la facilidad para llevar a cabo el lavado de dinero. Este es un factor indeseable en una moneda centralizada como el euro digital.

¿Qué países están probando el euro digital?

Francia ha demostrado su interés de invertir en euro digital. El gobierno ha hecho visible el potencial de innovación tecnológica en este proyecto. La investigación ha ido mucho más allá del uso esperado que es el de realizar pagos online. 

El Banco Central de Francia ha preparado una perspectiva relacionada con la integración de la moneda electrónica al intercambio de activos tokenizados. La entidad está identificando casos concretos en los que podría aplicarse dicha utilidad. 

Las pruebas del estudio se realizaron por primera vez en mayo de 2020, cuando hicieron un ensayo a partir de una blockchain. La plataforma se diseñó para intercambiar y liquidar activos en euros digitales pertenecientes a la Société Générale Forge. 

Los test se siguen ejecutando con respecto a los pagos entre bancos. Para ello, el Banco Central francés ha seleccionado un grupo de 8 entidades. Entre ellas Euroclear, Seba Bank y Accenture. 

Los bancos más importantes de España también se han sumado a realizar procesos de verificación en diversas áreas de funcionalidad. BBVA, CaixaBank, Santander, Sabadell y Bankia son algunos de los que están prestando su infraestructura para pulir los últimos detalles. No obstante, el euro digital no es el único que está en fase de prueba. El 80% de los Bancos Centrales se encuentra preparando una CBDC. 

Ventajas del Euro Digital y otras CDBC

Las CBDC no son un proyecto exclusivo de la Unión Europea. De hecho, China tiene una moneda digital en fase avanzada. El 10% de la población ya la está usando. La cotización Yuan digital y precio de euro podría ser la predominante para el 2023 porque son los tokens mejor consolidados hasta ahora. 

Existen muchas ventajas que traerán las monedas digitales cuando inicie su implementación abierta: 

  • Respaldo legal: las CBDC cuentan con el aval del Estado bajo situaciones de fraude, a diferencia de las criptomonedas que no gozan de esta garantía. 
  • Trazabilidad: el sistema puede rastrear las transacciones ilegales y encontrar al sospechoso, algo que era imposible de hacer con el dinero físico. 
  • Impide la falsificación: la moneda emitida por un banco es altamente susceptible a ser falsificada. Pero, con las monedas digitales se anula esta posibilidad. 
  • Democratización: se reducen los obstáculos de la bancarización en las economías poco desarrolladas porque simplifica el proceso de ingreso.
  • Facilita los pagos: con el euro digital será más fácil adquirir productos y servicios online a través de tarifas competitivas. 
  • Rapidez: la tecnología utilizada para las CBDC es tan rápida como la blockchain, de modo que podrás movilizar tu dinero de forma instantánea. 

Desventajas del euro digital

Antes de invertir en euro digital es de vital relevancia considerar sus debilidades. Incluso, los sistemas de mayor perfección tienen puntos en contra. Debes tener en cuenta que todo cambio macroeconómico puede tener efectos inesperados porque se gestiona un volúmen de usuarios demasiado amplio. 

Pero, a pesar de las dificultades que mencionaremos a continuación recuerda que el euro digital está sustentado por entidades serias que confían en su utilidad: 

  • Aprendizaje: el lanzamiento de nuevas tecnologías enfrenta el problema de la curva de aprendizaje. Familiarizarse podría ser todo un reto para personas que no están acostumbradas a manejarse dentro del entorno digital. 
  • Cibercrimen: el punto anterior puede ser una condición de posibilidad para las estafas online y la digitalización. Dado que las personas carecen de educación y un punto de vista crítico sobre cómo movilizar sus activos de forma segura, se convierten en blancos fáciles. 
  • Seguridad: no es un secreto que la plataforma que brinda mayor seguridad en internet es la blockchain. Si el euro funciona mediante otra base tecnológica podría comprometer la seguridad del sistema. 
  • Debilidad: cabe la posibilidad de que el euro digital continúe siendo una reserva de valor débil frente a las criptomonedas. Si bien estas son volátiles, se ha demostrado que invertir en ellas puede tener buen resultado. Además su radio de utilidad e innovación hasta ahora supera a las CBDC.